Como nace ANA (Alguien Necesita Ayuda)

¡Hola! Soy Ivana Rossetto, fundadora de ANA, un proyecto que hace 3 años busca promover la sustentabilidad y ayudar a quienes lo necesitan. Te invito a conocer nuestra historia.

Soy Licenciada en Relaciones Públicas y estudié Diseño Industrial, aunque finalmente me especialicé en Organizaciones Sin Fines de Lucro. Quizás fue esa mezcla en mi formación es la que siempre me hizo tener una mirada hacia el impacto positivo que todos podemos generar en la sociedad.

El comienzo fue casual. Un día tuve la necesidad de comprar un mantel que cumpliera con ciertas expectativas personales. Que sea de buena calidad, minimalista y que me gustara estéticamente. La idea fue inmediata: sería muy bueno generar este tipo de manteles y, aún mejor, poder hacerlo capacitando y generando trabajo a mujeres que lo necesiten.

Allí nació ANA, un producto con dos búsquedas paralelas que fluyen en un mismo proyecto:

  • Generar un elemento de diseño pensado para un consumidor que busca un mantel bello y minimalista que le aporte calidez a su mesa.
  • Ser agentes de cambio en la vida de gente marginada del mercado laboral, brindándoles capacitación y empleo.

Luego de años de crecimiento, en la actualidad ANA es un negocio con fines de lucro y sostenible, que cubre una necesidad del mercado produciendo mantelería con un alto valor estético y libre de procesos industriales, mientras que colabora con la resolución de problemáticas sociales actuales.

La inclusión es una de las claves del proyecto: para la elaboración de los manteles se contrata a la Fundación MediaPila, que capacita en costura a mujeres que viven en un contexto de vulnerabilidad. La elaboración de las piezas de cerámica se realiza a través de la Fundación Todavía Es Tiempo, que promueve el desarrollo integral de niños, adolescentes y jóvenes en riesgo.

Todo lo que sucede en ANA tiene un fin solidario: cada venta realizada genera una donación de 10 platos de comida para la Fundación Banco de Alimentos, colaborando con la misión de reducir el hambre de quiénes más lo necesitan.

Además, se considera también al medio ambiente durante el proceso de diseño: se reduce el desperdicio al máximo, ya que todo recorte se transforma en parte del packaging final del producto.

Nuestra búsqueda está basada en el impacto que tenemos en las vidas del otro: queremos concientizar sobre las problemáticas sociales de nuestro país y ser un nexo entre quiénes pueden donar y aquellas organizaciones civiles dedicadas a estas problemáticas.

En ANA creemos que la mejor forma de ayudar a quienes están en situación de vulnerabilidad es con herramientas valiosas: educación, capacitación y trabajo, acompañados de aquello que es elemental, como una buena alimentación y derechos igualitarios.